Excesos menores fueron controlados:

03-en-18-502

Jefe de serenazgo, Mayor PNP en retiro Ronal Gutiérrez Florián.

Durante las celebraciones por año nuevo, la unidad de seguridad ciudadana de Chimbote registró cerca de 200 llamadas para atender casos menores de grescas, comportamiento inadecuado de borrachos, entre otros temas domésticos, sin pasar a hechos de mayor gravedad o connotación.

Así lo expresó el jefe de la unidad de seguridad ciudadana Mayor PNP (r) Ronal Gutiérrez Florián, quien detalló que fueron 80 efectivos que trabajaron durante la madrugada para atender estos casos y junto a la Policía, poner fin a cualquier acto delincuencial que pudiera presentarse.

Gutiérrez Florián indicó que en lineas generales fueron una fiestas de fin de año muy tranquilas y solo con eventos menores que pudieron ser atendidos inmediatamente. Precisó que el fuerte ruido de la música, pasadas las 3 de la madrugada, en algunos pueblos donde se organizaron fiestas en viviendas, también ameritó la intervención de los serenos.

“Hemos recibido más de 200 llamadas en la central de radio, principalmente por ruidos molestos, pequeñas grescas, alteración del orden público y junto con el patrullaje integrado se atendieron todos los casos para invocar a que se guarde la cordura y se terminen las reuniones en un ambiente de calma” manifestó Ronal Gutiérrez Florián.

“Hemos trabajado articuladamente con la Policía, cerca de las 6 de la mañana se reportó una gresca en la zona del malecón y producto de dicha intervención se intervino a tres sujetos, por faltarle el respeto a la autoridad, sin embargo, el resto de participantes, aceptó retirarse sin hacer problemas” indicó.

En comparación a la navidad donde hubo menos incidente, Ronal Gutierrez dijo que este año, las fiestas fueron mucho más tranquilas y no se registraron accidentes mayores o hechos de mayor magnitud.