• Primer siniestro del año dejó a una familia a la interperie y sin ayuda alguna.

• Se desconocen causas del siniestro pero lo más probable es que fuera un corto circuito.

03-en-18-700

Vivienda totalmente calcinana tras incendio en la madrugada de ayer.

El año nuevo empezó muy mal para una humilde familia del asentamiento humano “Nueva Generación” que perdió todos sus enseres en el voraz incendio registrado pasada las 3 de la madrugada de ayer martes 2 de enero del 2018.

Se desconoce las causas del siniestro que empezó cuando la propietaria del inmueble de la manzana G lote 6, cerca del barrio San Pedro, María Ipanaqué Otiniano (45) e hijos y nieta dormían; sin embargo, se percató del fuego por el sonido de un golpe fuerte en la habitación de su menor hija a donde corrió a ver lo que sucedía.

La madre de familia observó que las llamas se internaban a la habitación y en medio de su desesperación pudo sacar a su hija antes de ser alcanzada por el fuego.

Las llamas rápidamente consumían las habitaciones del inmueble devorando muebles, camas, ropa, enseres de cocina, entre otros en el voraz incendio que se registró esta madrugada 2 de enero del 2018 en su casa de la manzana G lote 6, cerca del barrio San Pedro.

Vecinos que despertaron de sus camas salieron a ayudar y llamar a los bomberos, los que llegaron a los pocos minutos para sofocar las llamas. El trabajo de los hombres de rojo evitó que el fuego alcanzara a las casas colindantes que son de material noble.

La modesta mujer prácticamente lo ha perdido todo, quedándose literalmente en la calle. La agraviada pidió ayuda para rehacer su vivienda. En ese sentido todos los familiares y personas de buena voluntad que deseen ayudar a esta familia pueden coordinar llamando al teléfono 933488064, 990740964.

En medio de lágrimas y súplicas, la afectada María Ipanaqué es padre y madre para sus 3 hijos y su nieta. Ellos no tienen que vestirse pues perdieron su ropa en el siniestro.

Cabe mencionar que efectivos de la comisaría de San Pedro brindaron seguridad en el lugar para evitar acciones de hurto por personas inescrupulosas.