Terremoto policial. Tras cumplir una labor ineficiente, el coronel PNP Gualberto Romero Aleman jefe de la división policial de Chimbote, fue finalmente removido por el alto mando policial, sin embargo, no se irá solo, pues otro grupo de oficiales, entre ellos comandantes y mayores también fueron cesados de sus cargos en nuestra ciudad.

Así lo confirmaron anoche fuentes bastantes confiables de la Policía Nacional quienes indicaron que la remoción de Gualberto Romero Alemán como jefe de la división policial de Chimbote, se determinó luego de conocerse una serie de cuestionamientos, quejas y denuncias en su contra, formuladas por diversas autoridades, sociedad civil y medios de comunicación.

Junto al coronel Gualberto Romero Aleman, también han sido removidos de sus cargos otros oficiales, entre ellos, según trascendió, el jefe de la SEINCRI, Comandante PNP William Méndez Pacheco, el comisario de Nuevo Chimbote, Comandante PNP José Chavarry Casas, el Mayor PNP Edwin Carranza Huaroto, entre otros, quienes en las próximas horas deberán dejar sus oficinas y esperar su reasignación en otras áreas.

La resolución del cambio del coronel Gualberto Romero Aleman y el resto de oficiales de la Policía de Chimbote fue firmada la noche del martes 16 y deberá ejecutarse en el transcurso de las próximas horas, inclusive, nuestra fuente policial señaló que los nuevos oficiales que vendrán a nuestra ciudad y que estarían encabezados por un coronel de apellido Portal, estaban esperando únicamente sus viáticos para instalarse aquí.

La decisión final de estos cambios se sustentan en el informe lapidario que habría elevado al alto mando policial el inspector general de la Policía General Leopoldo Zambrano quien estuvo en Chimbote hace algunos días y cuyo equipo operativo que había arribado días antes, recogió una serie de informes, relatos y opiniones de autoridades y subalternos, sobre el desempeño de los mencionados oficiales.

Además, ha pesado el hecho que tres congresistas de la República como Nena Escalante León, Wilder Calderón Castro y María Helvezia Balta Salazar hayan pedido la remoción de los oficiales, la primera y última únicamente del Coronel, mientras que el segundo de los nombrados de todos los comandantes y el propio Gualberto Romero Aleman.

Como se sabe, en nuestra ciudad, por la actuación de malos efectivos policiales, la imagen de la institución se había puesto en tela de juicio e inclusive un dirigente local llegó a decir que muchos efectivos policiales estaban detrás de la billetera del gobierno regional de Ancash. Con estos cambios, ojalá que las cosas cambien radicalmente y la Policía haga su trabajo como corresponde, luchando contra la delincuencia y todo acto de corrupción.

Otras Noticias

Error: Any articles to show

Facebook Oficial

Facebook Oficial