En los últimos meses ha habido un repunte en la compra y venta de autos usados en Latinoamérica. El realce en el movimiento de este rubro responde a varios aspectos del quehacer económico de la región.

Por una parte, tenemos la situación de países como Venezuela y el Salvador, que presentan situaciones económicas un poco inestables, y por otro lado la subida en la economía de países como Chile, Perú, Colombia, Argentina y Ecuador.

Lo más interesante de este panorama financiero es que la migración producto de la situación económica en los países citados en un primer plano ha causado el crecimiento en las economías de los mencionados posteriormente, en especial la situación venezolana.

Sí, las migraciones producto de la crisis económica en Venezuela ha conllevado a un crecimiento económico de los países circunvecinos, producto de la gran cantidad de mano de obra calificada que ha abandonado el país en busca de mejoras salariales y de vida. Este cúmulo de profesionales que se desplazan a las distintas zonas han dado un alce a las economías de las regiones adonde llegan.

¿Aumento de venta de autos usados por la buena economía?

Sí, aunque suene extraño y contraproducente, este repunte en las cifras económicas ha facilitado a muchos de los residentes del resto de países latinoamericanos que se benefician de la migración el poder adquirir autos nuevos, por lo que venden sus autos usados, mientras los que disponen de un capital menor, aprovechan las ofertas de los vehículos que ponen en venta los que están en mejor posición.

Esta situación generada es un ganar-ganar financiero muy interesante, y no solo ocurre con el mercado automotriz, se está presentando en la rama de la construcción, con el auge de la elaboración de edificios y casas para colocar en alquiler, así como también los negocios asociados a las ventas de comidas.

Lo que parece ser una situación de suma dificultad, que así lo es, para muchos ha significado una oportunidad de crecimiento. Todo depende de la manera en cómo se mire y cómo se viva lo que acontece.

Aprovecha las oportunidades, vende e invierte nuevamente

Hay que entender algo, este tipo de situaciones no son eternas, son pasajeras y aunque parezcan un gran mal, benefician más que lo que dañan, lo que hay es que saber estudiarlas y aprovecharlas. Aquellos que invierten en artículos cómo carros usados, o viviendas, están salvaguardando su dinero con posibilidades de ganancias posteriores elevadas.

Uno de los trucos reside en saber captar los mejores precios, invertir un poco en el elemento adquirido para arreglar los detalles y ponerlo nuevamente en venta para recuperar lo invertido más un 25 o 30% más. Este es una conducta muy usual en este tipo de situaciones, y de gran ayuda.

Sea cual fuere la oportunidad que se te presenta, no la desaproveches. Todo pasa, pero es de sabios sentarse a observar y aprovechar lo bueno de cada situación.