Por querellarlo sin motivo alguno

cesar cordova

Cesar Córdova evalúa interponer acciones legales contra Supnep.

El asesor interno del Sindicato de Pescadores “José Olaya Balandra”, César Córdova Ponce, evalúa tomar acciones legales contra el Sindicato Único de Pescadores de Nuevas Embarcaciones del Perú – Supnep.

Hace sólo unos días César Córdova tomó conocimiento que el SUPNEP, lo había denunciado por difamación agravada y fue declarado no ha lugar, archivando el caso.

“Ahora soy yo quien tomará acciones legales, contra ese sindicato que ha pretendido callarme con esa denuncia que ha sido archivada y sólo por el hecho de haber brindado mi posición crítica sobre su accionar, la forma como se viene conduciendo, como asesor interno del sindicato y periodista tengo la obligación de dar mi punto de vista eso nadie me lo puede callar”, señaló Córdova.

Asimismo dijo seguirá en su misma línea de defensa de los derechos del pescador y no callar cuando ve cosas que son perjudiciales para los derecho del hombre de mar, ya que su función es velar por su bienestar.

“Primero fue una carta notarial y sin darme cuenta me interpusieron demanda por difamación agravada, recién tomé conocimiento que declaran no a lugar la demanda deciden archivar el caso y eso prueba que no pueden callar mi posición, además consideraron como agravante algunas opiniones que escribí para algunos medios de comunicación”, agregó.

Aprovechó además para advertir a los afiliados que hay convenios firmados con el SUPNEP, pero en una cláusula se vulnera los derechos de los trabajadores

“Por ejemplo cuando no se cumple la cuota de sus embarcaciones, la empresa se compromete a hacerle un préstamo, o sea en la próxima temporada lo tienen que devolver, es diferente al criterio de nosotros, ya que acá el tripulante recibe de manera extraordinaria por única vez dos mil 723 soles por participación de pesca por diferencial de toneladas no capturadas, o sea no es préstamo sino compensar una cuota que no se ha podido completar”, agregó.

Y esto, definitivamente es un mal precedente, es un perjuicio, no sólo con sus afiliados sino con todos los pescadores en general.

“Yo estoy en la obligación a decir las cosas que me parecen perjudiciales en mi condición de asesor externo de un sindicato de pescadores, por eso evalúo tomar medidas legales a mi no me van a callar”, anotó.