ACTUALIDAD Y POLITICA... ACTUALIDAD Y POLITICA...

Política

CANTALETA

Y dale con lo mismo. En la medida que se acerca la fecha de la vista de la causa señalada por la Sala Penal Transitoria de la Corte Suprema en la cual se escuchará los informes orales de las partes respecto al recurso de casación planteado por la defensa del suspendido gobernador Enrique Vargas Barrenechea, ya comenzaron a aparecer los aúlicos del resentimiento regional que pregonan su próximo retorno al cargo cuando ni siquiera se ha realizado la diligencia. Cierto es que como consecuencia de esta audiencia que se realizará el 14 de diciembre, la Corte Suprema podría revocar la sentencia dictada contra Vargas Barrenechea, podría confirmarla para que, como en el caso de Waldo Ríos, termine de cumplir su condena en el penal de Huaraz y hasta podría modificarla y variar la pena, lo cierto es que todo cabe dentro de lo posible, por ello llama la atención que comience nuevamente ese coro de resentidos que ya dan por hecho que Vargas saldría libre de polvo y paja. Lo que no llegamos a entender cómo es que pueden hacer estas predicciones si el caso de Vargas está más que probado, mintió al consignar estudios que no ha realizado en su hoja de vida y hasta insertó una falsa declaración en el proceso, por lo que su condición se agravó mucho más. Ya veremos qué es lo que sucederá luego que la Corte Suprema resuelva este segundo caso, por lo pronto a nadie se le ocurriría pensar que un posible escenario de retorno del “Chef” a la Región podría ser lo mejor para Ancash, por el contrario, eso solo sería retroceder y hundir a Ancash en el caos y la anarquía pues ya todos saben cuál es la capacidad y el nivel del suspendido Gobernador.

CANTALETA II

Este mismo grupo de consejeros desesperados por tener un Gobernador a su medida, llegó al extremo de plantear la designación de un vice gobernador ante la vacancia declarada por el JNE de Waldo Ríos Salcedo, un planteamiento descabellado por donde se le mire. Y es que legalmente ello no solo no es posible sino que infraccionaría lo que ha dispuesto la instancia superior que es el Jurado Nacional de Elecciones. Ello porque no es posible elegir a un vice gobernador porque el actual está en funciones, es decir Enrique Vargas Barrenechea, quien a pesar que se encuentra recluido en el Penal de Huaraz en cumplimiento a una condena que le ha impuesto en doble instancia la Corte Superior de Ancash, su condición en la Región es la de Gobernador (e) suspendido. Esto quiere decir que el vice gobernador Enrique Vargas no puede ser remplazado porque tiene sus credenciales vigentes, el organismo electoral no las ha dejado de lado aun, por ende, no puede nombrarse a otro en su remplazo. De otro lado no se toma en cuenta que al vacarse a Waldo Ríos, en la misma resolución se deja constancia que el gobernador Luis Gamarra se mantiene en funciones hasta que se dilucide en la vía judicial la condición jurídica de Enrique Vargas Barrenechea, lo que quiere decir que este organismo ya definió lo que debe suceder en adelante, la instancia inferior que es el Consejo Regional, no puede desacatar lo que ya ha ordenado su superior. Si los consejeros de oposición imponían ese acuerdo se hubiesen visto en serios problemas legales porque, por un lado el afectado que no era otro que Enrique Vargas los podría haber denunciado por abuso de autoridad y el delito estaba clavado. Igualmente pudieron ser denunciados por usurpación de funciones al haber pretendido pasar por encima de la autoridad del JNE. Deberían agradecer los consejeros de la oposición a sus homólogos de la mayoría al haber anulado ese acuerdo porque los habría puesto al borde de la vacancia. La ambición de poder político no los puede llevar a plantear despropósitos legales como este de querer nombrar a un remplazante de Luis Gamarra cuando ese tema ya está decidido en el JNE y debe esperar que se cumplan los actuados judiciales en la Corte Suprema. No hay más vuelta que darle a este asunto.

MUCHAS MENOS

La marcha realizada en Lima para protestar contra la violencia hacia las mujeres, aquella denominada “Ni Una Menos” fue apoteósica, nuevamente miles de personas de toda edad, sexo y condición, salieron a las calles para llamar la atención a las autoridades y se detenga la ola de violencia contra el llamado sexo débil. Sin embargo, los organizadores deberían evaluar una nueva manifestación pues ocurre que, como sucedió en la anterior marcha, ni bien terminan y los brotes de violencia se acrecientan, como su los beligerantes demostraran de esta manera que ni las movilizaciones los detienen. En Lima asesinaron a una joven y la abandonaron en la maletera del auto del asesino, también asesinaron a otra joven madre de familia delante de su niña de un año de edad y finalmente otra joven fue masacrada por su pareja. Parece que se esmeran en agredir después de cada marcha.

Facebook Oficial

Facebook Oficial