JOSÉ GÁLVEZ FUE DERROTADO 2 - 0 POR UNIÓN SAN MARTÍN

Deporte Local

• Adrianzen fue colocado como lateral izquierdo y el sistema no funcionó.

6-nov-galvez

En un partido para el olvido, el elenco de José Gálvez cayó por dos goles a cero ante Unión San Martín, en el estadio Inkari de esta localidad, por el duelo de ida de los octavos de final de la Etapa Nacional de la Copa Perú.

Los locales conociendo la falta de ritmo del rival, arrancaron el partido imprimiéndole intensidad a su juego obligando al cuadro galvista a pasarla mal, sobre todo con los pelotazos frontales que fueron un dolor de cabeza para la zaga chimbotana.

Los locales tomaron más riesgos, y muestra de ello fue que antes de los 15’minutos Guevara se ganó la amarilla por una falta a Portugal, que hasta ese momento no aparecía porque simplemente Gálvez no tenía la pelota para tratar de hacer daño en campo contrario.

Fueron contadas las veces que los galvistas intentaron llegar al arco local, mientras que los iqueños hicieron de las suyas gracias a las facilidades que otorgaba el equipo chimbotano defensivamente, mientras que los locales habían llegado dos veces con peligro al arco de Arroyo. El primer intento fue un pelotazo largo para Hernández quién no supo definir y falló ante Arroyo que respondió muy bien. El segundo intento fue de Anyosa quién quiso colocar el esférico lejos del alcance de Arroyo pero la pelota se fue desviada.

Hasta que a los 21’ minutos apareció Serafín Anyosa para anotar el primero luego de superar a Dávila y con un remate fuerte que rebotó en Arroyo, pero el rebote chocó en Adrianzen y la pelota se fue adentro del arco.

Fue el primer golpe que recibió Gálvez en esta primera mitad y parecía que todo lo planificado en la previa se venía abajo, pero los galvistas demostraron que también tenían algo que mostrar y sobre los 27’ minutos apareció Diago Portugal para hacer jugar al equipo y luego de combinar con Herrera y De la Fuente, Diago tuvo la visión para servir a Jeferson Rodríguez quién tuvo todo para definir, pero definió mal y su remate se fue por encima del arco totalmente desviado.

Fue una de las mejores jugadas colectivas del cuadro porteño en todo el partido, lástima que no se repitió, algunos no colaboraron en juntarse para poder elaborar juego y hacer daño dejando que el rival haga su partido.

Pero los chimbotanos también generaron algo más, fue en una de esas llegadas que el balón le quedó a Sipiran quién a pesar de su torpeza y su poca facilidad para manejar la pelota, se encontró con una pelota en el área e intentó probar al arco, pero su remate fue bien bloqueado por Ormeño.

Así se fue diluyendo los minutos en este primer tiempo y Gálvez se fue con la desventaja numérica esperando mejorar en la segunda mitad como ha sido una constante en esta Etapa Nacional.

Los que esperaban que la franja mejorara no estuvieron tan lejos porque los galvistas mejoraron por lo menos parecían mejor dispuestos para defender mejor y atacar más, incluso Campos mejoró y fue uno de los que más trajinó sin encontrar a un compañero ideal que juegue a su mismo ritmo, mientras atrás Adrianzen dejo de apostar más por salir y optó por defender mejor, mientras que Jeferson Rodríguez también les dio una manito.

Gálvez estaba dispuesto a buscar el empate, pero no se desesperó parecía ser más cauto que su rival que no estaba conforme con la ventaja y quería un gol más que la de cierta tranquilidad para el duelo de vuelta, pero ya no tuvieron ni la misma intensidad ni la velocidad que mostraron en la primera etapa y se dedicaron a cuidar su ventaja y esperar el momento indicado para matar de contragolpe.

Fue a los 26’minutos del segundo tiempo que el equipo local pego por segunda vez en el partido, por intermedio de Romario Hernández quién aprovechó un buen centro desde la derecha y se elevó sin marca alguna, ante la pasiva marca de Dávila, y así marcó el segundo tanto para su equipo dejando casi “grogi” a los galvistas que ahora tenían que remontar un resultado adverso.

Los minutos se fueron consumiendo con cada oportunidad fallida de los galvistas, Arrelucea optó por la salida de Sipiran y mando al campo a Orihuela que no entró bien y fue más de lo mismo, además nunca tuvo una pelota clara, ni limpia, por arriba fue poco lo que aportó, estuvo casi solo, pues De la Fuente demostró no sentir mucho el juego y Jefferson Rodríguez estuvo más preocupado en apoyar a Adrianzen por su banda.

Apenas se dieron dos remates de Portugal que intentaron inquietar el arco de Romero que no tuvo problemas para contener los remates de Portugal que ayer no fue el jugador  desequilibrante de anterior jornadas y el equipo pago las consecuencias.

Por ahora Gálvez necesita ganar por tres a cero este domingo cuando reciba a los santos en Chimbote donde no solo deben jugar los jugadores sino los más de 5000 espectadores que deben llegar al Centenario Manuel Rivera Sánchez para empujar a su equipo a remontar este marcador y clasificar a los cuartos de final, pero antes deberán corregir muchas cosas durante esta semana de trabajo, adema son puede seguir experimentando como lo ha hecho al colocar a Adrianzen como lateral izquierdo.

Alineaciones:

Unión San Martin: 1. Irvin Romero; 14.Jesus Oliva, 2. Juan Vera, 5. Víctor Ormeño, 18. Carlos Martínez; 8. Miller Romero, 23. Kenderson Oliva, 10. Royni Guevara (20. Ángelo Cavero – 46’); 11. Martin Ronaldinho Hernández (19. Flavio Farfán – 85’), 9. Romario Hernández, 26. Serafín Anyosa (7. Juan Castillo – 80’). DT. Alejandro Musayhuate. Suplentes: 21. Jean Fuentes, 15. Jordy Huaraca, 3. Julio Rivera, 24. Arthur Cervantes.

José Gálvez: 12. Jair Arroyo; 5. José Herrera, 27. Víctor Dávila, 30. Bruno Celis, 3. Marcos Adrianzen; 13. Paulo Campos, 8. Mario Monzón (15. César Castro – 75’), 10. Diago Portugal, 11. Jack de la Fuente (24. Bryan Lindo – 77’), 17. Jefferson Rodríguez; 9. Felipe Sipiran (18. Sebastián Orihuela – 63’). DT Roberto Arrelucea. Suplentes: 1. Rafael Rojo, 2. Ricardo Gonzales, 23. Jair Gutiérrez, 20. Piero Chávez.

Facebook Oficial

Facebook Oficial