ACTUALIDAD Y POLITICA

Política

ATREVIDO

El Gobernador Regional Luis Gamarra Alor no debe ignorar el acuerdo sancionado el último martes por el consejo regional de Ancash mediante el cual le está solicitando la inmediata destitución del Director Regional de Salud por su comprobada ineficiencia para mantenerse en el cargo. En realidad está demás decir que el Gobernador debe atender este pedido porque, por mandato de la ley orgánica de los gobiernos regionales, es su obligación ejecutar los acuerdos sancionados por el órgano legislativo, empero, se sabe que las máximas autoridades regionales muchas veces ignoran estos acuerdos y los pasan por alto. Empero, en este caso llama la atención que un personaje ajeno absolutamente a la Región Ancash, que llegó al cargo aparentemente recomendado desde el ejecutivo teniendo en cuenta que fue candidato de la agrupación Peruanos por el Cambio en el Callao, se mantenga en un cargo en el cual no ha trascendido para nada y en el que, como lo ha señalado el presidente del cuerpo médico del hospital regional, está virtualmente pintado. Ello porque hemos visto que ni siquiera designa o propone a los directores de las redes de salud como corresponde, las resoluciones de nombramiento de estos funcionarios se hace a través de resoluciones ejecutivas, es decir, son decisiones del Gobernador, entonces uno se pregunta ¿para que diablos está Ciro Castillo Rojo en el cargo. ¿Qué es lo que ha hecho al frente de la Dirección Regional de Salud en todo este tiempo que permanece en la DIRESA? . Lo curioso es que este médico, que se hizo conocido por la desgracia de su hijo que falleció trágicamente en el Valle del Colca, en Arequipa, llegó la semana pasada a Chimbote y rechazó la ponencia del consejero de la provincia del Santa Ernesto Almanza que planteó su destitución ante el pleno del consejo regional, señalando que ni siquiera lo conocía. Claro, que lo va a conocer si se resiste a acudir a esa instancia regional para fundamentar su plan de trabajo, aparentemente porque no lo tiene o porque no es capaz de poder hacer frente a un interrogatorio de la representación regional. Lo cierto es que un funcionario de confianza se debe al ejecutivo y está a la orden del legislativo, no puede ponerse altanero ante una iniciativa de un consejero, por el contrario, tiene que ser lo más prudente y diplomático posible y, sobre todo, responder con sustento, señalando cuál es su bendito plan de trabajo que no lo conoce nadie.

CONFIANZA

Justamente, una de las razones que nadie entiende de la permanencia del Dr. Ciro Castillo Rojo en el gobierno regional es el hecho de su condición de funcionario de confianza, pues llegó al cargo de la mano de Waldo Ríos Salcedo, de lo que colegimos que no es un funcionario del entorno o de la confianza del gobernador Luis Gamarra Alor. Empero, a despecho de lo que ocurre en otras direcciones regionales, una de las que resulta intocable hasta la fecha es la DIRESA en donde Castillo Rojo ha pasado por agua caliente ante la llegada de la nueva administración y se mantiene en el cargo pese a los muchos cuestionamientos que se hacen por los graves problemas que atraviesa el sector salud y la inexistencia de una política o plan establecido para este sector que es sumamente delicado y sensible, como que se acaba de revelar que la anemia ha crecido de manera preocupante en nuestra región  y supera el 40%.  Y es que no puede sino causar extrañeza lo que ocurre con este funcionario en la medida que el Gobernador es sumamente estricto con otros funcionarios, ha realizado sucesivos nombramientos y cuando advierte que no están cumpliendo los saca del cargo así no hayan cumplido más de dos o tres meses. Si el Gobernador es sumamente estricto con los funcionarios, como se entiende que no asuma esta misma postura con el Director Regional de Salud? ¿Atenderá el pedido del consejo regional?

DESALOJO

Los miembros de la Junta de Usuario de Irchim deben calibrar lo que pasa con su institución que no solo está convulsionada por la negativa del Presidente Daniel Flores Bobadilla que no quiere anular las elecciones irregulares realizadas en esta entidad tal como lo ha establecido la oficina de registros públicos, sino que ahora debe hacer frente a una demanda de desalojo que le ha iniciado nada menos que la Junta de Usuarios de Santa. Esto se conoció la semana pasada cuando los dirigentes advirtieron que el actual titular Daniel Flores ha ignorado los emplazamientos de la Junta de Santa y lejos de dialogar o solicitar plazos para una reubicación, lo que ha hecho es provocar la reacción de los propietarios del inmueble que ocupan y han recurrido a la justicia para que los desalojen. Al final quienes quedan mal son todos los usuarios de Irchim.

Facebook Oficial

Facebook Oficial