ACTUALIDAD Y POLITICA

Política

RECTITUD

Hay que destacar la firmeza de los efectivos de la Comisaria de Buenos Aires cuando se trata de intervenir a quienes infringen la ley y no permiten que algunas personas hagan valer su nombre y figura para pretender desvirtuar una intervención que los encuentra en infracción. Esto es lo que se observó, por ejemplo, en el caso de la modelo de televisión Melissa Loza, cuyo vehículo fue intervenido a altas horas de la madrugada cuando era conducido de manera temeraria y al detenerse trató de remplazar en el timón a su acompañante, de quien se decía era su pareja. Ocurre que el individuo estaba ebrio y la propia modelo observó una conducta inadecuada resistiéndose a la intervención y filmando a los Policías aparentemente con la finalidad de amedrentarlos. Finalmente fueron conducidos a la Comisaría y allí algún abogado les recomendó que lejos de agravar su condición, (pues manejar vehículo y resistir a la intervención constituyen delitos) lo que deberían hacer es reconocer su falta y acogerse al principio de oportunidad., de tal suerte que de esta manera el delito que habían cometido quedaría en los archivos y ellos saldrían bien librados por esta vez.  Obviamente, que este mecanismo legal no solo le permite a la institución policial hacer una buena e importante caja teniendo en cuenta los cientos de choferes que son intervenidos en esta condición, sino que permite que aquellas personas que hacen alarde de tener dinero puedan sortear la ley de manera sumamente fácil.  Cierto es que a cualquiera se le puede pasar el hecho de manejar después de haber tomado un  par de vasos de cerveza o pisco en una reunión y sin estar embriagado, pero con los niveles de alcohol superiores a los permitidos en la sangre, son hallados en falta, por lo tanto en esos casos deberían acogerse a este principio de oportunidad. Empero, cuando nos hallamos con choferes que apenas pueden ponerse de pie y encima se ello se ponen malcriados, insultan y agreden a los efectivos policiales, en esos casos ya no deberían darles oportunidad alguna deberían dejarlos en los calabozos en todo el plazo de ley y someterlos a un proceso judicial de flagrancia por delito de peligro.

DESCOORDINACION

Ya no es una, dos o tres veces que los medios de comunicación publican informaciones relacionadas con desbordes y aniegos generados por la destrucción de las tuberías a causa de malas prácticas de las empresas contratistas que realizan trabajos en la vía pública. El último incidente registrado en el Barrio El Progreso tiene el mismo sesgo de los anteriores, es decir, la causa es una negligencia provocada por los trabajos realizados sin que se sigan los planos de ubicación de las tuberías, es decir, que hay ciertas empresas contratistas que ni siquiera se dan el trabajo de comunicar a la empresa de saneamiento que procederán a realizar zanjas para la ejecución de una obra para los efectos de solicitar la información relacionada con los planos de ubicación en el lugar en donde realizarán los trabajos. En otras palabras, estas empresas trabajan a ciegas, a puro pulso, lo cual obviamente no está bien. Lo que se impone entonces es que la autoridad municipal reaccione con más energía, de nada ganamos renegando públicamente o demandando que cubran los daños que es lo menos que deben hacer, lo que se impone es una denuncia penal por que hay una marcada temeridad al proceder sin un plano a la vista.

BILLETES

No se puede perder de vista la pública denuncia formulada por el ex funcionario de la Municipalidad Distrital de Nuevo Chimbote, Hugo Marquezado Coronado, respecto a la entrega de billetes falsos por parte del cajero del Banco de la Nación ubicado en el centro cívico de Nuevo Chimbote. El Banco de la Nación tiene la obligación de dar una respuesta satisfactoria en la medida que casos de este tipo, tal y como lo ha relatado el ex funcionario edil, dejan una sensación de inseguridad en los usuarios. Hay que tener en cuenta que ese cajero automático es muy utilizado por los clientes del Banco de la Nación, no existe otro sino en la Plaza Mayor y pensar que te pueden entregar billetes que luego son picados o rechazados genera el alejamiento de las personas, como se advierte en estos últimos días. Sería pertinente que se responda que pasó con los billetes que recibió el quejoso.

Facebook Oficial

Facebook Oficial