Editorial: ::: INFATIGABLE BREGA :::

Editorial

Cuando se pone en marcha una empresa, cualquiera que fuera, sus fundadores no piensan cuantos años estarán en actividad, solo lo hacen con la mente puesta que la apuesta que hacen debe ser para toda la vida., cueste lo que cueste.

De allí que en los primeros años de vida no se sienten, representan un peso inicial que poco a poco se fortalece y ello obedece a que los años no solo otorgan experiencia y sabiduría sino que hacen madurar y es entonces cuando comienzas a reflexionar sobre todo lo que se ha conseguido en toda esta trayectoria.

Algo así le está sucediendo al “Diario de Chimbote”, el medio de comunicación decano de la provincia del Santa que el día de hoy viernes cumple 31 años de vida al servicio de las comunicaciones en nuestra ciudad y en las principales provincias de la región hasta donde llegan a diario sus páginas cargadas de información y de comentarios de opinión.

Ya mucha agua ha pasado bajo el puente desde aquel 06 de octubre de 1986 cuando el primer ejemplar del nuestro medio de comunicación comenzó a circular por las calles de Chimbote para no dejar de hacerlo todos estos años porque, hace ya mucho tiempo, ha dejado de ser un patrimonio personal o familiar en la medida que se ha convertido en un patrimonio de la ciudad.

Quienes comenzamos esta empresa periodística, pequeña pero de corazón grande, jamás borraremos de nuestras mentes aquella noche del 05 de octubre, previo al nacimiento de esta criatura, cuando junto a nuestro fundador Wilfredo Peláez Gularte, seguíamos los cansinos y complicados pasos de la pre prensa y la impresión del primer ejemplar.

Fueron momentos de mucha emoción y de marcada angustia, esa misma sensación de quien está a la espera de la llegada de su primogénito, con el añadido que hace 31 años atrás los mecanismos de impresión eran sumamente artesanales, no existía la tecnología de la que hoy nos valemos para poder sacar adelante nuestro periódico.

De allí la significación que tiene este día para la familia periodística el “Diario de Chimbote”, el compromiso que representa seguir creciendo no solo en años sino, fundamentalmente, en el cariño y el corazón de un pueblo que te sigue todos los días.

Son 372 semanas y casi 136 mil días y noches que hemos bregado en busca de la noticia y con el objetivo de cumplir el sagrado objetivo de un medio de comunicación cual es saciar y satisfacer el respeto al derecho a la información de cada uno de los chimbotanos que nos leen a diario.

Aun cuando existe mucha incomprensión en esta actividad periodística, para nuestro medio de comunicación no ha sido difícil mantener ese privilegio de la preferencia en los hogares y empresas chimbotanas, pues para ello solo ha sido necesario seguir la huella que trazó con mucha visión nuestro extinto fundador Wilfredo Peláez Gularte, recoger esas llaves maestras que utilizó para poder mantener nuestra vigencia en el tiempo.

Solo de esa manera, con la firme decisión de no apartarnos de la línea periodística que nos legó nuestro fundador, hemos podido aquilatar ese tesoro que nos sostiene no solo cinco, diez o quince años, sino 31 años que seguimos informando a diario el acontecer diario, la problemática de la familias, el comportamiento de las autoridades y defender el avance y progreso de una comunidad que ha sufrido muchos embates para conseguir su cometido.

Esto no ha sido fácil, por el contrario, el crecimiento de la ciudad, la revolución de la tecnología y la envidia han puesto muchas piedras en el camino, especialmente con el avance de las comunicaciones que han llevado a presentar a la ciudadanía nuevas alternativas de comunicación en tiempo real, la aparición de los portales y de la red social han representado una encarnizada rivalidad que, a pesar de su ventaja, no han podido diezmar la presencia y vigencia de nuestro medio de comunicación.

Para esto, indudablemente, hemos recibido el apoyo de muchísima gente, de entrañables amigos y de colaboradores de hoy y de otros que ya no están en este mundo y han partido a una vida terrenal, también de muchas autoridades de hoy y de antaño, de políticos, dirigentes y del poblador de pie que reconoce su esfuerzo y trabajo.

Y eso nos compromete mucho más, nos envuelve en una nueva envión para no desmayar en este esfuerzo que comenzó hace más de tres décadas atrás y que es como una vela que no se apaga, que mantiene viva su llama de energía para seguir aportando en lo posible a nuestra ciudad.

Ya nuestro extinto fundador decía y repetía que las personas pasan pero las empresas y las instituciones perduran, van creciendo y haciéndose cada más robustas, no respetan los códigos del tiempo porque entienden que si hoy está al frente una persona capaz de conducir el timón, mañana o más tarde tiene que existir otra con las mismas o mejores capacidades para hacerlo.

Ese predicamento lo fue gestando sin que nadie advirtiera que los que lo seguían en la cadena familiar estaban asumiendo de manera imperceptible una responsabilidad que se ha extendido en el tiempo y que ha superado la barrera del ciclo natural de las personas, va dejando que otros encaminen su proyecto y lo mantengan firme y sólido.

Y en ese mismo predicamento recibimos este nuevo aniversario trabajando duro y parejo, pensando en nuestros lectores que esperan con ansias el amanecer para conocer qué es lo más importante que está ocurriendo en su entorno, para saciar ese apetito natural de conocer lo que sucede en el día a día.

Desde este espacio queremos hacerle llegar nuestro saludo y nuestras congratulaciones a todos los que forman parte de la familia periodística del “Diario de Chimbote”, reconocer el esfuerzo que ponen día a día para mantener la vigencia de nuestro medio de comunicación, a nuestros colaboradores, a nuestros reporteros y periodistas, a todos los que ponemos nuestro granito de arena para aparecer todos los días en los kioscos. A todos ellos desearles un Feliz 31 aniversario.

Facebook Oficial

Facebook Oficial