ACTUALIDAD Y POLITICA ... ACTUALIDAD Y POLITICA ...

Política

PELIGROSOS

La semana pasada un Juzgado Unipersonal de la Corte del Santa ha condenado a un ex practicante de la oficina zonal de la SUNAT – Chimbote a cuatro años de pena suspendida, sujeta a una serie de normas de conductas y el pago de una reparación civil, al hallarlo responsable del delito contra la fe pública, en la modalidad de falsificación de documentos. La justicia halló culpable a Eder Huamanchumo Arce, quien fue denunciado por la propia entidad en la cual practicó y quienes señalaron que abusando de la confianza de los funcionarios del áreas de programación operativa, a la cual había sido destacado, adulteró ex profesamente unos reportes con la finalidad que los contribuyentes reciban montos indebidos, generando un perjuicio superior a los 9 mil soles. En realidad, no es el primer caso en el que se observa que un individuo que accedió al manejo de información privilegiada de determinada institución saca provecho delincuencial con ella, promueve el montaje de todo un aparato al servicio de la criminalidad. Es algo similar a lo que ocurrió, por ejemplo, en el denominado caso de “los orellanitas”, en donde un asistente legal que trabajaba para la Caja de Beneficios y Seguridad Social del Pescador, sustrajo información privilegiada en relación a la situación en la que se encuentran muchos terrenos en la urbanización Bellamar y con ella se coludió con otros abogados con los cuales promovieron falsos procedimientos de conciliación y en virtud de ello despojaron de sus terrenos a más de una veintena de personas. Este montaje solo fue posible por la información que había sustraído el cabecilla de esta organización y con ella se enriquecieron de manera ilegal. Ya los llamados “orellanitas de Chimbote” se encuentran tras las rejas, empero, la modalidad es similar a que se observa en la Sunat con un practicante que se valió de sus habilidades técnicas para obtener un beneficio ilegal. La ley debería ser más dura con quienes traicionan la confianza de los funcionarios y se llenan los bolsillos con maniobras delictivas, esa gente no tiene perdón en sentido estrictamente legal.

REALIDAD

A solo un mes de concluir el plazo de entrega de la obra, el Colegio “República Argentina” ya comienza a mostrarse como un mounstruo de la educación en Chimbote, con una infraestructura nueva y moderna que será envidiada a nivel de todo el norte del país. En efecto, quienes pasamos a diario por este lugar ya podemos ver la imponencia de su edificación, incluso, el coliseo deportivo que tiene en la parte posterior. Seguramente que muchos padres de familia, podrán respirar aliviados que por fin sus hijos podrán gozar los últimos años en esa sede educativa, pues se está convirtiendo en una de las mejores del país. Cuenta con 8 aulas para educación inicial, 12 aulas para nivel primario y 24 aulas para el nivel secundario, es decir, casi medio centenar de aulas que permitirá albergar a muchos estudiantes más de los que ya tiene. Pero eso no es todo, la nueva infraestructura también posee cuatro tallares para educación para el trabajo, un laboratorio completo de Física y Química, dos laboratorios de cómputo equipados con máquinas de última generación, una biblioteca totalmente equipada, un campo deportivo, un complejo deportivo, una piscina de medidas semi-olímpicas, dos gimnasios, una capilla, así como áreas verdes y de recreación. Toda una infraestructura envidiable que ha costado mucho a generaciones que ya salieron pero que no pudieron ver terminadas sus aulas. Esperemos que las nuevas la cuiden y la conserven como debe ser.

VIOLENCIA

Las normas legales han obligado a los efectivos de la Policía Nacional a tener que dejar de usar sus armas de reglamento y hasta los fusiles lanzagranadas lacrimógenas porque se dice que solo promueven más violencia. Los agentes que las utilizan se ven envueltos en investigaciones y denuncias. Sin embargo, lo que no se ha previsto es un agravante para quienes desde el otro lado, es decir, de los manifestantes, utilicen armas o aditamentos en contra de los custodios del orden. Por ejemplo, en Huarmey un efectivo de la Policía Nacional resultó herido con una avellana que lanzaron desde el tumulto de los manifestantes. Esta conducta también debería ser agravada porque si los Policías no van a defenderse, resulta ilógico que solo los coloquen como blanco perfecto para los agitadores que son capaces de lanzar toda clase de objetos con la finalidad que haya más desorden. Hay que tomar nota de lo que ha ocurrido en Huarmey porque puede ser antecedente de hechos mucho más graves.

Facebook Oficial

Facebook Oficial