REMATE DEL TERRENO GALVISTA VUELVE A FOJAS CERO

Deporte Local

Orden de Sala Civil:

• Abogado Jesús Gonzáles da a conocer resolución, que por ahora, impide el remate.

30-marzo-galvez

Jesús Gonzáles Rentería y la resolución de la Sala Civil.

La Segunda Sala Civil de la Corte Superior de Justicia del Santa, ordenó anular la resolución 32 del 5 de setiembre del 2016, que dispuso el remate judicial, del terreno de tres hectáreas y media del club José Gálvez FBC, ya que declaró infundada la observación.

Como se recordará la ex - trabajadora del club José Gálvez, July Bernuy, interpuso un juicio por pago de beneficios y el juzgado respectivo ordenó el remate del único bien que le pertenece al club galvista, pero el proceso estuvo plagado de errores y vicios, por lo que la resolución 32 fue apelada, por el abogado Jesús Gonzáles Rentería.

“Hoy día me han notificado a mi casilla electrónica el Auto emitido por la Segunda Sala Civil de la Corte Superior de Justicia del Santa, mediante la cual se declara la nulidad de la Resolución que declaró infundada la observación y aprobó el dictamen pericial y dispuso el remate del terreno”, dijo ayer a este Diario, Gonzáles Rentería.

Explicó el letrado, que, “La Sala está ordenando que el Juez de origen renueve el acto procesal viciado y proceda a emitir una nueva resolución, sin perjuicio de realizar las medidas necesarias que estime pertinentes el juzgador a efectos de determinar el valor unitario comercial del terreno con la finalidad de generarle convicción y certeza del mismo”.

Agregó, “En verdad esto de una u otra manera nos beneficia, porque por ahora ya no habrá remate conforme lo había ordenado el Juez en su resolución número 32 de fecha 05 de septiembre del 2016. La parte demandante ha estado esperando esta resolución para ejecutar el remate ya que nosotros planteamos la apelación, sin embargo, por ahora no habrá remate hasta que se corrija el vicio procesal incurrido por el Juez que consiste específicamente en haber puesto en conocimiento de ambos justiciables la corrección y/o aclaración del valor de la tasación del bien a $ 730,000.00 Dólares Americanos”.

De otro lado, hace una severa advertencia pues resulta que el club no se ha apersonado en el este caso judicial, en otras palabras para Julio Peñaranda y compañía, no existe dicho juicio, ni menos el terreno de tres hectáreas y media. “Habrá que hacerle un llamado al Presidente del club, para que de una pronta solución a este proceso, en donde aún ni siquiera se ha apersonado y sino no le toma el interés correspondiente en cualquier momento podría volverse a poner en riesgo el remate del único patrimonio que tiene la institución, más aún si se tiene en cuenta que la obligación demandada es solo de S/. 30,000.00 Nuevos Soles que resulta ser una cantidad irrisoria a comparación del valor del terreno, se trata de que los directivos hagan gestión para solucionar de una vez por todas este conflicto y tendríamos libre de gravámenes el bien en donde se podría obtener la construcción de un complejo deportivo o hacer gestiones con la LIDEFA o FEDERACION para su construcción entre otros, pero eso se llama capacidad dirigencial”.

Enfatizó, “En verdad me llama la atención que siendo un bien de un valor considerable los directivos no se preocupen por la actual situación legal por la que está pasando el terreno. Como abogado yo he cumplido, asumiendo ah honorem la defensa legal, inclusive asumiendo los gastos de las cédulas y tasas judiciales con la única finalidad de que la institución tenga una defensa responsable y eficiente, pero ahora ya es momento que los dirigentes tomen cartas en el asunto por el bien de la institución, salvo que ellos también estén esperando que se remate el terreno”, señaló finalmente.

NOTA DE REDACCION.- No sería nada raro que ésta última acusación de Jesús Gonzales Rentería, sea verdad. Los dirigentes que ahora están en la directiva de José Gálvez FBC, fueron los que salieron del riñón de Augusto Sipión. En aquella época cuando notificaron el juicio ellos ni miraron las notificaciones, se olvidaron de todo y hoy hacen lo mismo. Para ellos el terreno de tres hectáreas y media no existe. Ahora que el caso volvió a fojas cero y debe volver a empezar son ellos los que deben hacerse cargo del juicio o en todo caso solucionar el problemas, pero conociéndolos difícilmente lo harán. Los abruma la situación en la cual se encuentran.(El Editor).

Facebook Oficial

Facebook Oficial