Editorial: ::: MEDIDA INEVITABLE :::

Editorial

El pasado fin de semana el Tercer Juzgado de Familia de nuestra ciudad decidió eximir de responsabilidad al adolescente de apenas 17 años conocido como “Takeshy” de la presunta acusación formulada en su contra como presunto autor del crimen del alcalde de Samanco Francisco Ariza Espinoza y del abogado Henry Aldea Correa, en hechos que se registraron el pasado 20 de octubre.

Aun cuando ha quedado exento de responsabilidad de este sangriento hecho, el menor se mantiene internado en el centro de rehabilitación de Maranga, en Lima, porque aún perdura los cargos por tenencia ilegal de arma, generada luego de su intervención los últimos días del pasado mes de octubre.

Como se recuerda, “Takeshy” fue capturado unos días después del luctuoso crimen ocurrido en la localidad de Huacatambo cuando libaba licor en un bar del centro de la ciudad junto a otro sujeto, habiéndose advertido que ambos portaban armas de fuego, por lo que los testigos procedieron a llamar a la Policía.

Tras la intervención se estableció que el revólver que llevaba el menor de 17 años era el mismo que se había utilizado en el atentado contra el alcalde de Samanco, razón por la cual se coligió que éste habría sido uno de los sicarios que tomaron parte en este hecho criminal, más aun cuando un testigo había señalado que uno de los atacantes tenía la misma edad que el intervenido.

Con esa endeble conclusión el Jefe de la Región Policial de Ancash acudió a la reunión que se había convocado con el Ministro del Interior, en momentos que las autoridades locales renegaban del accionar policial y demandaban una declaratoria de emergencia para detener los índices criminales en Chimbote.

Obviamente, con un sorpresivo resultado positivo en el accionar policial, puesto de manifiesto con la detención de “Takeshy” la demanda de las autoridades y la población en general llegó con menos fuerza, el Ministro de comprometió a reforzar el trabajo policial y aceptó algunas alternativas llevadas por las autoridades para mejorar el control del orden público en nuestra provincia.

Sin embargo, la acusación contra “Takeshy” pasó al Poder Judicial a pesar que a los pocos días se pudo conocer el resultado de la pericia de absorción atómica, la cual demostraba que el adolecente no había efectuado disparos con arma de fuego, no se hallaron restos de pólvora en sus manos como para concluir que ha accionado un arma, lo cual descartaba que tenga relación con el atentado criminal.

Empero, se mantenía vigente los cargos por tenencia ilegal de arma, respecto al cual la defensa del menor reitera que no tenía el revolver cuando fue intervenido y que se trata de un arma que ha sido sembrada por los efecticos policiales, una coartada que resulta sumamente delicada teniendo en cuenta que el delito que se imputa es sumamente grave y está penado con varios años de cárcel.

Pero la acusación central contra el menor, es decir por el doble homicidio, no solo se desvanecía por la pericia de absorción atómica sino porque la investigación que ha venido realizando la sección de Investigación Criminal con el equipo especializado que llegó de Lima dio sus primeros resultados y ellos están relacionados a la detención de los autores materiales del doble crimen.

La Policía pudo desentrañar el execrable atentado y primero capturó a los que tomaron parte en el mismo, a los elementos de contención y los choferes, así como identificó a los menores que perpetraron el crimen, uno de los cuales identificado como “Cumpita” ya ha sido también capturado, mientras que respecto a los autores intelectuales se ha sindicado al ex alcalde Jaime Casana y el abogado Carlos Bazán Castro, ambos prófugos de la justicia, así como a la entonces alcaldesa Fanny Mallqui Huaman y los cinco regidores que formaban parte del pleno edil del asesinado Francisco Ariza, los cuales han sido confinados en el Penal de Cambio Puente.

Si el caso del doble crimen está virtualmente resuelto, si la mayoría de autores materiales como intelectuales ya se encuentran recluidos en Cambio Puente y existen algunos cuya captura ya ha sido solicitada, entonces la investigación contra el adolescente “Takeshy” estaba demás en lo que concierne a su vinculación con el atentado en Huacatambo.

Era evidente que una semana después del salvaje homicidio el menor se había convertido en una suerte de “chivo expiatorio” para la Policía y desde entonces señalábamos que llamaba poderosamente la atención que los agentes encargados de la investigación no hayan confrontado a los testigos con el entonces detenido y con eso se terminaba la incertidumbre.

Empero, el misterio continuó hasta hace dos semanas en que se reveló como es que se cometió el crimen, quienes estuvieron detrás de este cobarde hecho y como se involucraron a menores que pululan por los barrios de Chimbote, totalmente desorientados y abandonados en sus hogares que terminan en las manos de sicarios que les ofrecen dinero y son capaces de matar a la gente.

Hay que advertir que este adolescente “Takeshy” no es una mansa paloma ni víctima de las circunstancias, es realmente un menor disociado de su entorno familiar y se había convertido en un elemento proclive al delito, no se puede soslayar que formaba parte de una gavilla que se dedicaba al tráfico de terrenos y que el solo hecho de ser hallado en horas de la madrugada libando licor en un bar portando un arma de fuego, pone de manifiesto que es un elemento peligroso para la sociedad y requiere de tratamiento diverso para poder reinsertarse al seno social.

Seguramente que las autoridades tendrán que sancionarlo por el hecho de portar un arma de fuego, su descargo en relación a que le habrían colocado el revolver para incriminarlo es sumamente discutible, más aun cuando tiene antecedentes de una conducta proclive al delito por lo que solo se espera que puedan rehabilitarlo. Por lo demás la decisión de la Juez de Familia de eximirlo de responsabilidad en el crimen de Francisco Ariza y Henry Aldea era una medida inevitable, ese caso ya está resuelto y se demostró que el adolescente no tenía nada que ver en esos hechos.

Facebook Oficial

Facebook Oficial