Editorial: ::: RECONFORTANTE VISITA :::

Editorial

Como al comenzar este año y cuando iniciaba su gestión, el Fiscal de la Nación retornó a Chimbote y compartió con los magistrados de este distrito fiscal todas las preocupaciones e inquietudes que existe respecto al trabajo funcional que se desarrolla en estos lares, así como anotó las principales necesidades de los magistrados.

El Dr. Pablo Sánchez Velarde, titular del Ministerio Público, llegó con ese mismo cariz que le ha dado a su labor de control y supervisión, es decir, de manera sorpresiva aunque en esta oportunidad estaba acompañado del Fiscal Supremo de Control Interno, Dr. Pedro Chavarry Vallejos.

El alto magistrado puso énfasis y solicitó reunirse con los Fiscales que tienen a cargo casos emblemáticos, como el referido al doble crimen registrado en la localidad de Nepeña, en donde sicarios contratados presuntamente por el ex alcalde, en contubernio con la alcaldesa y regidores de Samanco, dieron muerte al entonces burgomaestre Francisco Ariza Espinoza, quien se encontraba acompañado del joven abogado chimbotano Henry Aldea Correa.

El Fiscal de la Nación ha respaldado el trabajo que vienen realizando los Fiscales en este caso así como en otros en donde la labor del Ministerio Público resulta ahora fundamental en razón de la vigencia del nuevo código procesal penal, un factor que resulta clave en estos momentos.

Decimos ello porque existen muchas investigaciones que vienen siendo perjudicadas por la labor deficiente de los miembros del Ministerio Público y eso no lo dicen los medios de comunicación o lo denuncian los abogados, es algo que se ha afirmado y sostenido en audiencias públicas por parte de magistrados que argumentan, en algunos casos, no poder aplicar medidas drásticas contra los investigados porque el Ministerio Público no suele fundamentar de manera conveniente sus requerimientos.

Esto es algo preocupante porque ha sido una constante, aun cuando siempre la Fiscalía ha tratado de justificar el accionar de sus integrantes, como ha ocurrido en el caso conocido como “Los Sanguinarios de Coishco”, una organización criminal desbaratada por la Policía en medio de un gran despliegue, en el cual la justicia terminó liberando a muchos de los detenidos porque no existía el suficiente sustento de la Fiscalía.

En este caso la Presidenta de la Junta de Fiscales defendió el trabajo desarrollado por los magistrados de su institución señalando que no aceptaban el criterio de la Juez en la medida que se califican los hechos en función a una organización criminal en la que existe la necesidad de afianzar las pesquisas y no se puede contar con todas las pruebas en el corto tiempo que le otorgan para investigar y por esa razón habían apelado para que la Sala Penal considere esta situación.

Empero, poco antes, cuando la Policía detuvo a unos traficantes de predios que habían desalojado ilegalmente a una moradora en el sector de Garatea, la Fiscalía protagonizó un mayúsculo escándalo al no poder sustentar de manera conveniente sus peticiones y procuró que todos los involucrados ganen la calle de inmediato, entre ellos un menor de edad que apenas una semana después fue detenido con el arma que se había utilizado en el doble asesinato de Nepeña.

Este hecho puso de manifiesto el controvertido accionar de Fiscales que no están lo suficientemente preparados para atender procedimientos que son nuevos y complicados con el nuevo Código Procesal Penal y esto se advierte en el curso de las audiencias que son públicas y en las que la prensa la advertido como es que los jueces terminan dirigiendo el trabajo del fiscal o llamándoles la atención por no haber procedido como corresponde y hasta les devuelven las carpetas para que se corrijan.

Confiamos que esto haya sido parte del diálogo que han sostenido los fiscales de Chimbote con el Fiscal de la Nación pues se advierte la necesidad de capacitar a muchos fiscales y de revisar la actividad funcional de algunos de ellos, como el caso del Fiscal Manuel Arroyo Ramírez que en una ocasión se enfrascó en una discusión con un Juez por no advertir la naturaleza del procedimiento que trataban.

Este magistrado fue quejado por los representantes de los alumnos egresados de la Universidad San Pedro como consecuencia de su accionar en el proceso que se sigue contra el rector de dicha casa universitaria y otros personajes que se habrían coludido para efectuar cobros ilegales por asesorías fantasmas.

La queja fue inmediatamente acogida por el Fiscal Supremo quien no solo dispuso que se levante al acta respectiva sino que tomó imediato interés por ella y se dirigió al mismo despacho del magistrado para tomar conocimiento de su descargo y revisar los antecedentes de esta carpeta de la cual solicitó copias certificadas para llevársela a Lima en donde, con calma y tiempo, revisarían detalladamente para establecer si los quejosos en realidad tienen razón de protestar.

Cierto es que una reacción inmediata ante una queja no es usual en entidades en donde, por tradición y un equivocado espíritu de cuerpo, suelen dilatarse y hasta pasarse por alto, por ello es que la presencia de los altos magistrados del Ministerio Publico generó buenos comentarios entre los justiciables que esperan que en el futuro avisen que llegarán a nuestra ciudad para preparar sus reclamos que, por cierto, existen en cantidad.

Cabe destacar la presencia del Fiscal de la Nación en nuestra ciudad, demuestra preocupación y control permanente sobre la labor del Ministerio Público lo que dice muy bien de su labor, más aun cuando no existe antecedente alguno en esta institución de la presencia de la máxima autoridad por dos veces en un solo año, antes ni siquiera se asomaban por estos lares.

Esperemos que este espaldarazo que han recibido los Fiscales de Chimbote por parte de la máxima autoridad de su institución redunde en la eficiencia de la labor que cumplen en la administración de justicia, que se contagien de esa mística que le pone su máxima autoridad y de esta manera el rendimiento de la Fiscalía salga de ese marasmo que la ha llevado a ser el blanco perfecto de quienes cuestionan su accionar. Hay que tener en cuenta que una investigación y una condena solo serán contundentes si existe una sólida acusación.

Facebook Oficial

Facebook Oficial