Editorial: ::: CONFLICTO PERNICIOSO :::

Editorial

Desde hace más de una semana los trabajadores de la red de Salud Pacífico Sur se mantienen en constantes paralizaciones demandando al Gobierno Regional que destituya al Director Yonal Escalante Tarazona debido a las graves irregularidades en la que ha incurrido y la manifiesta incapacidad para manejar la institución.

En realidad, no es la primera vez que los servidores de esta institución se manifiestan en contra de la gestión de Escalante Tarazona, por el contrario, si la memoria no nos traiciona desde los primeros días de su gestión se generaron escaramuzas por la proclividad del funcionario de turno para colocar a gente de su confianza, por no decir a los partidarios del movimiento que lo designa.

Y es que la inestabilidad ha sido una de las constantes en esta entidad desde que asumió la gobernación Waldo Ríos Salcedo, fiel a su estrafalario estilo de gobernar, el líder de “Puro Ancash” cambió de directores como cualquiera de nosotros se cambia un polo o una camisa.

La falta de cuadros técnicos ha sido una de las razones del prematuro fracaso en la gestión regional y ello no se ha registrado solo en la Red Pacifico Sur sino en la mayoría de entidades regionales en donde los jefes o directores no han pasado más allá de los tres o cuatro meses de gestión.

Solo basta recordar que la administradora que Waldo Ríos nombró en el proyecto especial Chinecas, la abogada Elizabeth Flores de la Cruz, que antes se había desempeñado como asesora legal también por un corto tiempo, renunció al cargo apenas a los 6 días de haber sido designada, lo que pone de manifiesto la absoluta informalidad con la que se manejan las cosas en gobierno regional.

Empero, en la red pacífico sur, el gobernador regional no tuvo mejor idea que nombrar a un joven odontólogo que no tenía experiencia alguna en una entidad pública, cuya trayectoria no era ni siquiera conocida a nivel de su propio gremio y sus primeras medidas no fueron afortunadas porque generó la inmediata reacción de los servidores.

Por ello es que en estos días el gremio de trabajadores ha vuelto a paralizar y tiene la intención de no dar marcha atrás hasta que el gobernador regional se convenza que debe echar mano de profesionales preparados y con experiencia en gestión pública en las dependencias que son importantes, como la Red de Salud que tiene a su cargo el manejo de un hospital y decenas de postas médicas y de salud.

Sin embargo, al gobernador le importa un comino si el designado tiene experiencia o no en el cargo, prefiere a los que saben poco de administración pública porque a la larga lo que quiere es manejar la dependencia desde la sombra y ello no lo puede hacer con profesionales que tienen capacidad y saben las responsabilidades que existe cuando se manejan recursos públicos.

Y, es que esa es la madre del cordero, el manejo de presupuestos bastante atractivos en las redes de salud, por ello es que el gobernador no quiere dejar todo en manos del novel profesional que designó sino que quiere monitorearlo y para ello cuenta con emisarios que suelen recorrer las principales dependencias públicas con la finalidad de asegurar contratos para la gente de su movimiento.

Es realmente lamentable lo que sucede en la Red Pacífico Sur, su labor se ve perjudicada por la presencia de un elemento cuestionado como Yonal Escalante Tarazona, quien lejos de pedirle al gobernador regional que busque a otra persona para impedir que se perjudiquen los usuarios del sector salud, lo que hace es entornillarse en el cargo, se la pasa respondiendo las denuncias del gremio de trabajadores y nadie conoce como se están manejando los ingentes presupuestos que se destinan a este sector, más aun en este momento que existe la amenaza del fenómeno de El Niño y ya el sector salud debiera estar aplicando las partidas para la protección de las lluvias y desbordes.

No sabemos cuan ciertas son las denuncias del sindicato de trabajadores, empero, es evidente que las efectúan con alguna base documentaria y probatoria, de allí que el gobernador Waldo Ríos debe analizar lo que sucede en esta dependencia y optar por poner coto a este conflicto pernicioso que, a la larga, a quienes más afecta es a los pacientes que buscan atención y debido a las constantes huelgas no la encuentran. Esperemos que el gobernador entienda que en la red sur existe un problema pendiente.

                                                           SIN NOVEDADES

Pese a que hace casi tres meses se ha presentado el informe final de la Comisión Ancash, como se le conoce a la comisión del congreso que investigó los actos de corrupción perpetrados en la región Áncash entre el año 2007 y 2014, hasta el momento el Ministerio Público no ha recibido una sola solicitud para investigar los hechos que fueron detectados como delitos.

Ello a pesar que esta comisión, presidida por el congresista Mesias Guevara Amasifuén, anunció que se habían descubierto más de un centenar de hechos en los que existen indicios de delitos y que por esa razón estaba derivando las conclusiones al Ministerio Público a efectos que se formulen cargos.

Eso no fue todo, el propio titular de la comisión señaló que existe la necesidad de ampliar el espectro de la investigación, por ejemplo, para seguir la ruta del dinero del lavado de activos pero que su despacho ya no tenía atribuciones para ello sino que le correspondía al Ministerio Público.

Pero la Fiscalía no ha abierto alguna investigación como tampoco ha seguido la huella de los dineros mal habidos, así lo ha confirmado la semana pasada la Presidenta de la Junta de Fiscales del Santa, Nancy Moreno Rivera, y también lo ha corroborado en nuestra ciudad el Fiscal de la Nación Pablo Sánchez Velarde.

Este último ha señalado que aun vienen revisando y analizando los documentos remitidos por la Comisión Ancash, lo que quiere decir que próximamente pueden conocerse nuevos hechos, por el momento todo está sin novedades en este caso de la Comisión que se la pasó casi dos años investigando.

Facebook Oficial

Facebook Oficial